Un desconocido le pone un candado en la oreja y huye

31 de marzo de 2016  —  por

Dicen que hay que tomarse la vida con humor y no podemos estar más de acuerdo. Las bromas pueden ser divertidas, aunque cuando leas esta historia pensarás que no todo vale, ya que hay algunas que pueden ser realmente pesadas, en el sentido literal de la palabra.

candado22

Tom Grim Fandango Matthews, como se hace llamar en facebook el joven inglés protagonista de esta noticia, recibió una desagradable sorpresa por parte de una persona que pasaba por su lado mientras tomaba una cerveza after-work en un pub inglés. El chico lleva un pendiente con un orificio ancho en su oreja izquierda, un piercing circular que ensancha el lóbulo, dejando un hermoso agujero en el que al desconocido se le ocurrió colocar un candado relativamente grande.

Tom solo pudo oir el “clic”. Cuando se volvió, el bromista ya había desaparecido. Fue entonces cuando notó el peso y se percató de lo que le acababa de ocurrir.

Fue él mismo el que colgó la foto el pasado 29 de febrero en una red social con la intención de hacer saber al causante de su indignación que si lo encontraba lo pondría “cuatro metros bajo tierra”. Lo que posiblemente no esperaba fue convertirse en el motivo de risas y burlas hasta de sus propios amigos, que llegaron a compartir la foto mas de 2500 veces.  Algunos incluso le dejaron mensajes que no ayudaban a mejorar la situación:

“Yo me dedico a abrir candados. Cobro 10 libras la hora”

Incluso llegó a aparecer en medios de comunicación como el Daily Mail.

Afortunadamente logró liberarse de tan curiosa “prisión”, ya que aparece en fotos posteriores sin el candado en cuestión, e incluso sin el piercing.

candadoles

Eso si, del bromista ni rastro.

 

Fuente