Agua con limón: no imaginas lo que puede hacer por ti

28 de marzo de 2016  —  por

agua con limon

¿Has oído hablar de los beneficios del limón? posiblemente has contestado afirmativamente, pero hoy queremos recomendarte su consumo de forma fácil, diaria y sencilla. Sólo tienes que exprimir el zumo de medio limón en un vaso de agua templada y beberlo enseguida. Si haces esto cada mañana al levantarte, tu cuerpo te lo agradecerá y obtendrás todos los beneficios que te mostramos a continuación:

Es un potente diurético

Limpia tu cuerpo, elimina toxinas y desintoxica tu hígado. Mediante la micción tu cuerpo se limpiará de productos químicos y tóxicos.

Un aliado para tu piel

Retrasa el envejecimiento de la piel, combate el acné y como antioxidante, ayuda a mantener tu piel joven.

Estimula tu sistema inmunológico

Posee gran cantidad de vitamina C, por lo que su consumo reduce los resfriados, gripes e incluso algunos ataques de asma, aumentando la resistencia del sistema inmune a estas enfermedades. El ácido ascórbico tiene además propiedades antiinflamatorias.

Mejora la función cerebral

Contiene magnesio y potasio, que permiten aumentar la energía, mejorar e estado de ánimo, combatiendo el estrés y la depresión. Es un aliado perfecto para estudiantes o personas con trabajos estresantes.

Anti cancerígeno

Este antioxidante reduce el riesgo de células cancerígenas, además de ser un buen neutralizador de ácidos que impide ambiente ácido, aquel en el que las células cancerosas crecen y se multiplican.

Ayuda a perder peso

La pectina que contiene ayuda a combatir los antojos de alimentos. Según un estudio, las personas que siguen una dieta alcalina tienden a bajar de peso mucho más rápido.

Mejora el estado de ánimo

La vitamina C es un gran reforzador del humor. Como el limón es rico en vitamina C y micronutrientes importantes, tiene la capacidad de reducir la fatiga, la depresión, el estrés, la ansiedad y ayuda a nuestro estado de ánimo a ser más positivo.

Mejora la digestión

El ácido cítrico ayuda al sistema digestivo, en los calambres y el dolor de estómago. Según muchos estudios, el agua de limón mejora la absorción de hidróxido de aluminio, un ingrediente activo antiácido que luego ayuda a controlar el nivel de ácido en el estómago. Además, limpia el hígado y promueve la producción de bilis. La bilis es un ácido que es esencial para una buena digestión. Siendo un ácido antiséptico, el limón ayuda a limpiar y eliminar las toxinas en el tracto digestivo. Por último, alivia los problemas de indigestión, tales como eructos, distensión abdominal y ardor de estómago.

Refresca el aliento

Alivia los síntomas de la gingivitis y el dolor de muelas. Es recomendable enjuagar la boca con agua limpia después de consumir agua de limón.

Para que los efectos sean aún más efectivos, si tienes un jardín en casa, plantar un limonero será una opción saludable, ya que dispondrás de tu propia cosecha de limones.

Fuente